NOTICIAS

Petróleo cae a mínimo en 17 años a medida que el Covid-19 amenaza la demanda

Foto: AP Newsroom

 

 

El Gobierno Nacional viene atendiendo, al pie de la letra, la hoja de ruta con la que está garantizando el abastecimiento y suministro del gas licuado de petróleo (GLP) o gas propano en el país.
 

Así, y por primera vez, un documento oficial elaborado por la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) denominado Plan Indicativo de Abastecimiento (PIA) para el citado combustible, está ‘ordenando la casa’ con el fin de otorgarle confiabilidad al GLP desde la oferta.

 

De entrada, el plan recomienda atender la demanda desde dos frentes de origen: la producción local y complementar con importaciones para así cubrir el mayor déficit posible de GLP que se registra en el territorio nacional.

 

“Se visualiza un potencial principalmente en las fuentes de Barrancabermeja y en el campo Cupiagua, los cuales requieren una señal de precios para su operación. Si no se desarrolla la oferta local es viable pensar en el montaje de proyectos de importación preferiblemente operados por un tercero o independiente que no cuente con participación en agentes activos en la cadena del GLP”, resalta el plan.

 

PRODUCCIÓN LOCAL

 

La principal razón del citado documento oficial, en lo relacionado con la disminución de la oferta de GLP en su producción nacional y la necesidad de recurrir a la compra del combustible en el exterior, tiene su explicación en la leve extracción del también llamado gas propano de fuentes con precio regulado.

 

Incluso, va más allá e indica que, a partir de las decisiones al interior de Ecopetrol, que como “agente económicamente racional” y de cierta manera en aras de mejorar su rentabilidad, ha utilizado el combustible de forma alternativa (para la dilución de crudos pesados), de volúmenes que anteriormente se destinaban al servicio público domiciliario, no ha quedado más camino que recurrir a las importaciones.

 

“Para aumentar la confiabilidad del servicio de GLP se propone una inversión en infraestructura para el almacenamiento estratégico a través de producto importado”, señala el PIA.

 

Y a renglón seguido, el documento subraya que el costo de la infraestructura sería atendido por la demanda durante un periodo de 20 años, y el valor es por kilogramo (kg) “que es muy inferior a lo que estaría dispuesto a pagar cada usuario en caso de escasez”.

 

“Este cargo propuesto también estaría pagando infraestructura para abastecimiento al remunerar un puerto de importación en Cartagena con la capacidad de entregar al país 7.500 barriles por día (bpd) de GLP”, indica el texto.

 

NUEVOS FRENTES DE CONSUMO

 

Para la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova), gremio que representa al sector, el impulso a la oferta nacional e importada materializada en el PIA, identifica los proyectos de transporte y almacenamiento necesarios para incentivar la oferta nacional y la infraestructura de compras al exterior.

 

“El Ministerio de Minas deberá adoptar estos planes de abastecimiento y la Creg expedir la regulación sobre remuneración y ejecución de las inversiones identificadas y revisar la metodología para determinar las tarifas de transporte de GLP por ductos”, recalcó Alejandro Martínez, presidente de Gasnova.

 

Para el dirigente gremial, ante la creciente demanda, el Plan Nacional de Desarrollo (PND) impulsará cuatro segmentos de mercado con el fin de ampliar el abanico de usuarios.

 

El primero, busca la sustitución de leña y carbón por GLP. Segundo, aumentar el ingreso de vehículos limpios, entre los cuales están los que utilizan este combustible (autogas), así como su incorporación al sistema de transporte público vía cofinanciación (Presupuesto General de la Nación, de la mano con el Ministerio de Transporte).

 

Tercero, promocionar proyectos de sustitución de diésel por GLP, como una alternativa más limpia y económica para generación de energía eléctrica en zonas no interconectadas (ZNI). Y cuarto, en materia de crecimiento de la demanda, se condiciona la asignación de recursos públicos al gas combustible teniendo en cuenta análisis de eficiencia económica cuando estos estén destinados a la ampliación de la cobertura del servicio público domiciliario.

 

Para Martínez, esto último quiere decir que, no se podrán financiar proyectos de expansión de cobertura sin el previo análisis de eficiencia económica, dándole equidad a la asignación de recursos públicos destinados a los usuarios de GLP.

 

“El gas propano está en la canasta nacional de combustibles con un claro reconocimiento de que se trata de una fuente excepcional de energía”, recalcó Alejandro Martínez, presidente de Gasnova.

 

PANORAMA PARA PRIMER SEMESTRE

 

El presidente de Gasnova, Alejandro Martínez, afirmó que el abastecimiento de GLP está asegurado con oferta nacional. “Hasta junio el mercado de este combustible colombiano será autosuficiente”.

 

Sin embargo, advirtió que a partir de agosto de 2020 será necesario recurrir a las importaciones del mismo, ya que Ecopetrol reiteró que utilizará el energético de su producción para otros usos que le son más rentables que el servicio público domiciliario.

 

El dirigente gremial precisó que vienen en camino el montaje de dos proyectos grandes para importar más volumen de GLP, una planta en el Caribe y otra en el Pacífico.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Carrera 49B # 72 - 145 Barranquilla Atlantico

info@ecos-sa.com.co  |   5 3712700  /  317 2689874

© 2016 por CI ECOS-SA.

Creado por CAS-IT SAS

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon